El mundo según Holllywood.

El domingo pasado fue la entrega del Oscar y como era de esperarse Slumdog Millionaire fue la gran vencedora de la noche. Lo que quizás no era tan previsible, sin embargo, fue todo el despliegue coreográfico que terminó convirtiendo la ceremonia en una suerte de ritual hindú. Sin embargo, después de todo, es posible que se hayan quedado cortos. Ya que en vez de aplaudir los méritos de la cinta en cuestión, en realidad creo que estaban celebrando dos cosas: la nueva visión multicultural y “subalterna” del imperio, por un lado, y como no, la apertura definitiva de la nueva tierra prometida de la industria cinematográfica: Bollywood, lo cual no es cualquier cosa en estos tiempos de crisis.

Leer Artículo →