¿Exceso de liquidez o de especulación? El mito de la maquinita.

ElMitodelaMaquinitaimg

En estos tiempos de hiperespeculación campante, en que como pocas veces los sectores económicos hacen sentir su poder sobre la población buscando involucrar a todos y todas en una vorágine especulativa, corrupta y de sálvase quien pueda que solo puede conducir al fascismo social y el capitalismo recargado en su versión más delicuencial, gracias al Fondo Editorial William Lara, publicamos El Mito de la maquinita. Investigación sobre las verdades y mentiras en torno a la relación entre liquidez monetaria y precios en Venezuela. Un material que espera ser un arma teórica y argumentativa para todos aquellos que resisten desde la solidaridad, la honestidad y el sentido común (y de lo común), por un presente, un futuro y un país para todos y todas y no solo para los más fuertes o ruines.  

Para efectos de qué va el libro y cómo se realizó, copio la presentación más abajo y también el link desde le cual se puede descargar e formato PDF, si bien en los próximos días saldrá en su versión impresa. Aprovecho más bien este espacio para agradecer de mi parte y de José Gregorio a los amigos y amigas del Fondo Editorial William Lara: a Farith Fraija y todo su equipo, pero de manera muy especial a Kattia, Juanibal, Xoralis, Ana y Heymer. También quisiera agradecer a la rectora de la UBV Maryann Hanson por todo su apoyo.

El libro se puede descargar acá: http://www.editorialwillianlara.org.ve/libros/elmitodelamaquinita/El-Mito-de-la-Maquinita.pdf

 

PRESENTACIÓN

La presente investigación es una versión actualizada (enero del 2015) de la publicación realizada por el Centro de Estudios de Economía Política de la Universidad Bolivariana de Venezuela (CEEP-UBV) en diciembre de 2014. En cuanto tal, se actualizaron valores disponibles a la fecha, siempre manteniendo el espíritu inicial y reafirmando lo dicho.

Dicho estudio reúne los resultados de más de diez años de trabajo que José Gregorio Piña Torres viene adelantando sobre la relación y el funcionamiento de algunas variables macroeconómicas. Particularmente, aborda lo referido a la correlación planteada por la economía convencional con respecto a la incidencia del “exceso” de liquidez monetaria como causa de la inflación, correlación que —como aquí se demuestra con datos oficiales emanados del Banco Central de Venezuela (BCV), el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Banco Mundial (BM) y cálculos propios del autor— no tiene fundamento en la realidad.

Los resultados expuestos fueron presentados por Piña en el conversatorio “La economía venezolana en la transición”, realizado en el salón Simón Bolívar de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) el 23 de octubre de 2014, en el marco de la II Jornada Nacional de Producción y Recreación de Saberes de la referida institución. Para los efectos de su exposición, desde el CEEP-UBV editamos la ponencia para la difusión con el ánimo de que sirva de insumo a todas las personas interesadas.

Como la idea es que alcance al público más variado y amplio, no necesariamente familiarizado, desde el punto de vista técnico con estos temas, la discusión se aborda desde una contextualización histórica y teórica de la problemática entre Dinero y precios, entre liquidez monetaria e inflación, a lo largo de lo cual se procura clarificar categorías y conceptos muchos de los cuales son manipulados por los “expertos”. Por esto se abunda en notas, definiciones y pie de páginas que no son corrientes en este tipo de publicaciones, pero que aquí consideramos indispensables.

En mi condición de director del Centro de Estudios de Economía Política de la Universidad Bolivariana de Venezuela, me tocó realizar esta labor de edición que, en medio del camino, se convirtió en un trabajo a dos manos dirigido a mostrar uno de los mitos más arraigados dentro del sentido común neoliberal a la hora de “explicar” la inflación: esta es causada por el aumento de la liquidez monetaria.

Con anterioridad a la presentación de Piña Torres en el mencionado conversatorio ya había tenido la oportunidad de intercambiar con él sobre este particular. En términos formales, la primera vez que lo escuché hablar sobre ello fue por radio, luego coincidimos en un foro organizado por los trabajadores del Banco Central de Venezuela en junio de 2013 cuando –hay que decirlo− éramos de los poquitos, por no decir prácticamente los únicos, que desde las filas del chavismo no oficial y desde la izquierda argumentábamos que estábamos atravesando una guerra económica y no un “fracaso del modelo”. Luego de ese día cuadramos una entrevista que salió publicada a

finales de 2013 en el segundo número de La Gaceta Económica de la Universidad Bolivariana de Venezuela bajo el título “Las falacias económicas de la oposición”.

Una de esas falacias era justamente la que aquí nos compete: que establece una correlación directa y causal entre el aumento de la liquidez monetaria y de la inflación, es decir, el razonamiento convencional y ya prácticamente de sentido común que reza algo así como “dime cuánta emisión tienes y te diré cuánta inflación tendrás”. En su momento, fue el punto de la argumentación de Piña Torres que más me llamó la atención, en parte porque yo había llegado a la misma conclusión y porque además se correspondía con mi propia teorización sobre la formación especulativa de precios. Pero Piña Torres tenía una clara ventaja en su argumentación: lo estaba comprobando empíricamente, es decir, podía no solo decirlo sino probarlo cuantitativamente.

Valga señalar que Piña en su explicación utilizaba un aliado teórico sumamente importante, pero además inesperado como respaldo: Adam Smith. Y es que el escocés, padre del liberalismo económico, inventor de la metáfora de la mano invisible del mercado, era un crítico muy severo –como veremos más adelante− de la posteriormente llamada teoría cuantitativa del dinero, la cual junto al monetarismo sirve de “soporte” a los defensores de la explicación de la inflación por la vía del aumento o exceso de liquidez monetaria. Como yo no conocía esa crítica de Smith a la teoría cuantitativa, terminé por interesarme mucho más en el tema, y empecé a preguntarme quiénes otros u otras, además de él, se pronunciaban al respecto. De mis lecturas de Keynes, Joan Robinson y John K. Galbraith sabía que existíanmás. También había visto planteamientos similares en autores más contemporáneos, como el chileno-mexicano Valenzuela Feijoo, y el pakistaní- estadounidense Anwar Shaikh. Así las cosas, los resultados de esa búsqueda son los que están planteados en toda la primera parte del presente trabajo, en la cual se revisa la evolución del monetarismo y la teoría cuantitativa de la moneda, al tiempo que se van reseñando las críticas −cuando no el franco rechazo− que ambas han recibido por parte de los más grandes pensadores del tema económico, desde Karl Marx y Adam Smith hasta el propio David Hume, de quien suele decirse es el padre de su versión moderna.

Luego de ese estudio histórico analítico, y de reseñar trabajos que actualmente en otras latitudes –particularmente en Argentina− se realizan en la misma dirección, se presentan y comentan la serie de gráficas estadísticas elaboradas por Piña Torres que refutan este dogma y verifican la tesis opuesta a la monetarista, la cual indica que en los precios se expresa el poder de los actores económicos para imponer sus condiciones en los mercados, la lucha distributiva de los formadores de precios contra la mayoría asalariada y contra otros comerciantes y productores, así como la transferencia de riqueza social desde unos sectores de la población hacia otros porla vía especulativa.

Valga decir, ya para terminar, que El mito de la maquinitapuede considerarse desde un punto de vista crítico ciertamente como un desmontaje de los fundamentos de una teoría monetaria y de precios convencional. Pero a su vez, y esto es más importante, como un paso más en la formulación de una teoría de los mercados, los precios y de la guerra económica a la que Piña Torres y yo hemos venido aportando en los últimos años.

 

Luis Salas Rodríguez. Director del Centro de Estudios de Economía Política de la Universidad Bolivariana de Venezuela.

Anuncios

Una respuesta a “¿Exceso de liquidez o de especulación? El mito de la maquinita.

  1. Pingback: El 6-D y el futuro económico de nuestros hijos y nietos (V): ¿reducir la liquidez para bajar los precios? | sur-versión·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s