Entrevista en Il Manifesto de Italia, versión traducida.

il-manifesto-logo3

La entrevista hecha por la periodista Geraldina Colotti para Il Manifesto y que publiqué en días pasados en italiano, aquí está en su versión original traducida para todos y todas quienes me la han solicitado. Como toda entrevista y traducción tiene sus liberalidades, pero en líneas generales es bastante fiel. Agradezco a Geraldina Colotti por el gesto. 

1)   ¿Qué pasa en Venezuela, se enfrenta una guerra económica o se asiste al colapso del modelo económico del chavismo? ¿Se va a dolarizar la economía?

Venezuela enfrenta en estos momentos una feroz guerra económica, dirigida por poderes nacionales y transnacionales que buscan dar al traste con el proyecto de cambio a través del método de la rendición por hambre, el bloqueo de hecho y la desmoralización de la población. No es una táctica nueva y de hecho la guerra económica en nuestro país en los últimos quince años ha sido una constante. La diferencia en estos momentos tiene que ver con su intensidad, la cual se explica entre otras razones por la conmoción  a lo interno del chavismo que representó la muerte del presidente Chávez, y también, por el hecho de que el chavismo a la muerte del presidente Chávez, se aprestaba a avanzar hacia el control del comercio especulador y la democratización del aparato productivo altamente monopolizado, cartelizado y transnacionalizado. Eso fue lo que anunció Chávez en su famosa alocución Golpe de Timón, dada días antes de partir a Cuba para una nueva sesión se tratamientos de la cual no se recuperó. Frente a eso, la derecha económica de dentro y fuera reaccionó. Lo de la dolarización se encuadra en esa estrategia, es por decirlo así el frente externo de la guerra económica junto a los ataques contra las reservas y la especulación a la baja de los precios petroleros.

2)   ¿Qué pasa con Marea Socialista?

Es complejo tener una mirada unívoca sobre Marea Socialista. A mi modo de ver, en parte es un resultado no deseado pero esperable dada la conformación heterogénea del chavismo. Pero también creo que es resultado de cambios generacionales dentro de la conducción del proceso revolucionario así como de algunos problemas de egos nos resueltos. Marea, pienso, es un saco de gatos, en el sentido que más que una conformación heterogénea responde a una amalgama de intereses y visiones cuya única razón de ser pareciera la de oponerse a liderazgo del presidente Maduro, para lo cual usufructúa problemas que son importantes para todos los chavistas y para el país. Es decir, todos estamos de acuerdo y preocupados por combatir la corrupción que aún impera en instancia del Estado, o que debe haber más debate en determinadas áreas. Pero eso es una cosa y otra muy distinta plantar tienda a parte en momentos tan complejos como estos. En el menos malo de los casos es estrechez de mira. Y en el peor, traición.

 

3)  ¿Cuál es tu mirada fuerzas políticas venezolanas tanto en el campo del chavismo como a lo interno de la oposición?

Como te decía el chavismo atraviesa un relevo generacional. No solo en la figura del presidente Maduro sino a lo interno, en sus cuadros de dirección y militancia. Y ese relevo también implica un mayor grado de madurez y transversalidad. Pero también atraviesa el reto de reactualizar su discurso, de adaptarlo a las nuevas realidades y demandas. Y tal vez ninguna es tan urgente como en el tema económico dados los efectos de la guerra económica. Esta ha sido una guerra desgastante, que hasta ahora la hemos más resistido que afrontado. Ya es hora de afrontarla y derrotarla, como hemos derrotado otras. Mientras más pase el tiempo más desgaste sufrimos y más bajas padecemos. En cuanto a la oposición está mucho más desgastada que el chavismo. Y el mejor ejemplo de ello es que no han podido capitalizar y manipular  el malestar de población con la guerra económica que ellos mismos han provocado.

4)  Es claro que el socialismo bolivariano trastocó las coordenadas tradicionales de lo que en la IV República significaba ser de izquierda o derecha. Ahora, podemos decir que hay una izquierda en el chavismo? Y cuál es para ti? Hay gente que considera cuasi socialdemocrata la dirección de Nicolás Maduro.

El chavismo ha sido y es una plataforma amplia y un espacio que ha hecho posible el retorno de la política tras la oscura época de la antipolítica. Pero dentro de esa plataforma ha predominado siempre la izquierda en sus diferentes vertientes. Chávez mismo se declaró socialista y le dio ese carácter a la revolución bolivariana si bien nunca se declaró marxista. Eso le valió la crítica de sectores más ortodoxos, quienes lo acusaron de pequeño burgués y romántico cuando no de demagogo. Sin embargo, ninguno de esos críticos hizo tanto por la izquierda y por la revitalización del ideal socialista y comunista como Chávez. Acusar a Maduro de social-demócrata me parece otro despropósito. Como te dije, hay cosas en la que eventualmente puede uno no estar de acuerdo o quisiera vayan más rápido, como también pasó con Chávez. En fin, no será un marxista leninista en el sentido que algunos entienden debe ser tal (que es otro problema, dicho sea de pasó), pero es claro que no es un burgués y que no solo tiene un origen de clase trabajadora sino que concibe al mundo desde su clase y por los de su clase.

5)   Cuál es tu mirada de las elecciones parlamentarias de esto año?

Difíciles, por el desgaste de la guerra económica, pero nunca las elecciones para el chavismo han sido fáciles y siempre las hemos ganado hasta en las más duras de las agonías y desmotivaciones, como ocurrió en 2013 tras la muerte de Chávez.

6)   A nivel internacional no todo es bueno en el campo de la izquierda moderada latinoamericana. Brasil y Uruguay quieren “flexibilizar” el Mercosur. En Chile la recientemente elegida presidenta del PSC hija de Allende respalda los golpistas venezolano. Cuál es tu opinión de lo que pasa en América Latina más allá de la muestra de soberanía de la Cumbre de las Américas?

Sobre Latinoamérica se lanza en estos momentos una poderosa de campaña restauradora, como la ha denominado el presidente Correa. Y esa campaña tienes expresiones en lo político, como por ejemplo la comparsa de ex presidentes neoliberales por todo el continente, y también en lo económico. De otra parte, el continente sufre las consecuencias de la recesión mundial, así como de no haber profundizado en cambios que reduzcan la dependencia y vulnerabilidad, tales como la creación de una nueva arquitectura financiera entre otras cosas -me parece- por la pérdida de los dos grandes referentes que fueron Chávez y Kirchner, impulsores como nadie de la integración regional. Así pues, creo que lo claro es que el continente viene de ganar una década políticamente hablando que trajo consigo un cambio de época donde el postcapitalismo aparece como horizonte. Lo que hace falta es avanzar en esa dirección, y mientras no se haga se corre el riesgo de retroceder. Las derechas lo saben y actúan en consecuencia.

7) El caso de Guyana, Exxon y las aguas continentales. Piensa que la gira de Obama para expulsar Venezuela de Petrocaribe ha tenido resultados?

Hasta ahora ninguno visible, más bien lo contrario. Y lo de Exxon es claramente una provocación, no caben dudas. Venezuela en este sentido se mueve muy bien en el terreno diplomático, buscando no caer en la provocación pero sin renunciar a su soberanía. Hay que ver cómo evolucionan los hechos.

8) Aquí, en Europa, se habla mucho de derechos humanos y se dice que Venezuela es una cárcel para la oposición, que tortura en los sótanos policiales y mata a jóvenes que protestan “pacíficamente”. En este momento con la “huelga de hambre” de López y compañía esta campaña arrecia. ¿Cómo están las cosas?

En materia de derechos humanos Venezuela no solo no está peor que los países cuyos gobiernos la acusan de violarlo, sino que puede darles lecciones a todos ellos. Y no solo en derechos a la libertad de prensa y la participación política, materia en la cual hay quienes dicen que en Venezuela se vive más bien un libertinaje, sino en derechos socio económico, sociales y culturales. Por ejemplo, en nuestro país es sencillamente impensable que exista algo como los desahucios, el desalojo forzado de personas de sus casas por no poder pagarlas. Y está reconocido por la FAO y demás organismo internacionales muy lejos de ser “socialistas”, que Venezuela es el país que más ha hecho por la alimentación y contra la pobreza en la última década. En cuanto a López y otros presos, se trata de sujetos encauzados por violencia, terrorismo, alzamientos armados e inclusive asesinatos, todo lo cual son delitos en cualquier parte del mundo. Ninguno está preso por lo que piensa o dice, sino por haber cometido delitos. Y mucho menos se trata de presos políticos. Lo que hay son políticos presos por haber cometido delitos, lo cual es muy distinto. Es como lo que pasa con los dueños de medios, que creen que esa condición les sirve de patente de corso para hacer y deshacer incluyendo difamar a quienes se les antoja. Por lo demás, todos gozan de sus derechos procesales y humanos, a nadie se le tortura e inclusive uno diría que hasta tienen ciertos privilegios. Si comparamos eso con lo que pasa en los Estados Unidos, Colombia o México, entendemos rápidamente de lo que estamos hablando. En el caso de México, 43 estudiantes son detenidos por las fuerzas armadas que se los entregaron a unos narcos que los torturaron, quemaron y desaparecieron. Si eso hubiese pasado en Venezuela nos hubiesen invadido al día siguiente en nombre de la democracia y los derechos humanos. Pero como se trata de un socio de los Estados Unidos todo el mundo miró para otro lado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s