Fascismo “de bien”.

de bien

A estas alturas de las cosas es imprudente, por decirlo con la jerga propia del caso, adelantarse al móvil del asesinato del diputado Serra y su compañera. Sin embargo, al mismo tiempo, sería ingenuo no suponer lo que se haya detrás.

No solo están los vídeos de Saleh para saber en lo que anda la derecha. Al menos desde los tiempos de la plaza Altamira, somos testigos de cómo viene evolucionando en las filas del oposicionismo una tendencia fascista que cada vez se muestra con menos vergüenza.

Algunos dentro del chavismo y la izquierda han subestimado las denuncias contra Saleh por su clara complexión clasemediera y sifrina. Así como la derecha dice que se trata de un estudiante inocente y preocupado por el país incapaz de hacer lo que se le acusa, otros señalan que se trata nada más de un bocón cobarde. Seguramente lo es, pero hay que recordar que esa ha sido siempre la característica de los fascismos más peligrosos.

linchamientoMucha gente tiene en la cabeza a las bandas de Mussolini o de Hitler como prototipos del fascismo. Sin embargo, solo eran sus versiones más vulgares. El fascismo y el nazismo más recalcitrante, peligroso y originario nace justamente entre personas de aspecto normal e incluso inocuo. Profesionales medios, amas de casa, jóvenes con aspecto de no romper un plato. El paramilitarismo colombiano está lleno de mercenarios y delincuentes provenientes de sectores populares que cumplen con el prototipo clásico del delincuente. No obstante, eso es solo a nivel de tropa. Los principales jefes paramilitares -los hermanos Castaño, Mancuso, Jorge 40 y el propio Uribe.- son gente de clase media cuando no alta, de los que nadie sospecharía lo que son capaces de hacer. Ernesto Báez, por ejemplo, era un distinguido abogado y ciudadano “ejemplar” militante de Tradición, Familia y Propiedad al momento de convertirse en un sanguinario líder paramilitar.

El paramilitarismo y fascismo venezolano -copiado el formato colombiano- tiene esa misma característica. Como carne de cañón busca malandros y mercenarios de cualquier origen, pero sus promotores y propagandistas son ciudadanos “de bien”. De vez en cuando estos ciudadanos “de bien” se animan lo suficiente como para pasar a la acción ellos mismos: doñitas y muchachitas clase media poniendo guayas para asesinar motorizados, jóvenes estudiantes linchando a sus compañeros y bueno, Saleh organizando sus ejércitos. Pero la mayor de las veces se conforman con justificar y celebrar. En épocas no muy lejanas llegaban a tomarse fotos como la de arriba, ahora tienen twiter, fb y demás “redes sociales”:

 

10391453_10203168370945170_5838323040673898021_n

 

 

 

 

 

Anuncios

Una respuesta a “Fascismo “de bien”.

  1. Pingback: Los amargos y extraños frutos del fascismo. | sur-versión·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s