Capriles, los Capriles y los enchufados del petróleo: un problema de amnesia histórica selectiva.

concesionesRecientemente el candidato de la derecha usó el peyorativo término “enchufados” para referirse al caso de los venezolanos y venezolanas que, según él, han sido favorecidos indebidamente por el gobierno del presidente Chávez y aseguró que hay que sacarlos para darle paso a la “gente decente”. Más allá del calor electoral y el cambio de estrategia de su comando para este 14 de abril, debe recordarse que tales declaraciones derivan de una idea muy cultivada en los sectores de derecha con respecto a lo que también peyorativamente llaman “petropopulismo” del “reeeeegimen”, que no sería más que la tendencia a regalarlo para manipular electoralmente a la población y también a otros países para ellos manipulables y de segunda categoría como Bolivia, Cuba o Nicaragua.

Ciertamente se pueden decir muchas cosas al respecto la mayoría de las cuales de hecho ya se han dicho, sin embargo, una que no se ha mencionado es que en buena medida la famosa fortuna de la rama paterna del candidato de la derecha no proviene del esfuerzo heroico y emprendedor de sus antepasados -como se nos dice- si no de una habilidad muy distinta: la de saber enchufarse bien a los regímenes de turno, estos sí dictatoriales, para usufructuar las ventajas del ingreso petrolero, ese mismo que hoy dicen que no se debe regalar.

En 1980, un investigador inglés llamado Brian Mc Beth publicó una tesis doctoral que llevaba por título Juan Vicente Gómez y las compañías petroleras: 1908-1935, hasta la fecha el estudio más detallado de la dinámica de traspaso y entrega de concesiones para la explotación de petróleo en nuestro país en su época de inicio. Dicha tesis -publicada por la Cambridge University Press y que lamentable e inexplicablemente no ha sido traducida al español y casi no se conoce en Venezuela- tiene por lo demás una historia singular: Mc Beth tuvo acceso directo a los archivos de Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez que todavía se encontraban anónimamente arrumados en Miraflores, y que se hubieran perdido de no haber mediado la intervención de un General de la Casa Militar de los años 60 que, para salir de dudas antes de botarlos, llamó a Ramón J. Velásquez –para entonces Presidente de la Academia Nacional de la Historia- para que los revisara.

El caso es que entre la información valiosa encontrada y recopilada por Mc Beth, se encuentran los nombres de los concesionarios e intermediarios así como los montos pagados a cada uno de ellos por concepto de venta de tales las concesiones. Aquí hay que hacer la salvedad que los términos “concesionarios” e “intermediarios” deben entenderse como sinónimos de “traficantes”, en la medida en que el negocio consistía en que los gobiernos de Castro primero pero sobre todo Gómez se encargaba de entregar a los favoritos de sus “reeeegímenes” (o sea, a sus enchufados) tierras que luego estos vendían a las petroleras u a otros intermediarios haciendo de este modo grandes fortunas especulando con los bienes de toda la nación.

En 2008 la Academia de Ciencias Económicas -a la que se puede acusar de muchas cosas, menos de filochavista- publicó una conferencia de Mc Beth en Caracas que lleva por título El desarrollo inicial de la industria petrolera venezolana y su impacto internacional, 1908-1935, y que en cierta manera sintetiza algunos de los principales aspectos de su laureada –pero desconocida para nosotros- tesis. En dicha conferencia, Mc Beth replica los cuadros con los nombres y montos en dólares de los negocios hechos por los enchufados de Gómez, entre los cuales destaca sobremanera –como se puede ver claramente en la imagen anexa copiada de la conferencia de Mc Beth- el nombre de Isaac Capriles, uno de los patriarcas de la familia Capriles venidos desde las Antillas hasta Venezuela entre finales del sigo XIX y principios del XX, y por tanto antepasado directo de nuestro Henrique Capriles Radosnky. Como dato adicional, debe considerarse que los precios están expresados en dólares de 2007, lo cual nos debe dar una idea del tamaño del enchufe que los pioneros Capriles supieron hacer en la más que pobre Venezuela de la época.

Anuncios

4 Respuestas a “Capriles, los Capriles y los enchufados del petróleo: un problema de amnesia histórica selectiva.

  1. Interesante tema para las autoridades de la República Bolivariana de Venezuela, creo que deberían investigar más y difundir esas historias a su pueblo, pues sólo un pueblo con memoria es viable… Contacten medios de comunicación y a autoridades en la República Bolivariana de Venezuela, esto amerita seguir investigándose.

    políticamente..

  2. Sería bueno traducir ese libro y publicarlo por alguna de las editoriales del Estado. Y volver a revisar los archivos originales.

  3. Pingback: Breve reseña sobre los orígenes privados de la corrupción pública en Venezuela. (primera parte). | sur-versión·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s