En defensa de la vida y el planeta: Venezuela ante Río + 20.

El venidero mes de junio se estará realizando en la ciudad de Rio de Janeiro (Brasil) la Cumbre de la Tierra Rio + 20,  o como oficialmente se le conoce: Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable.

Según la convocatoria, esta cumbre es un nuevo intento de Naciones Unidas para avanzar sobre el compromiso de la comunidad mundial en los grandes cambios de este siglo XXI. Tendrá lugar veinte años después de la primera cumbre histórica de Río de Janeiro en 1992 y diez años después de la de Johannesburgo en 2002. El llamado es ambicioso. Se invita a los Estados, la sociedad civil y los ciudadanos a “sentar las bases de un mundo de prosperidad, paz y sustentabilidad”, en base a tres temas fundamentales: 1. Fortalecimiento de los compromisos políticos en favor del desarrollo sustentable. 2. Balance de los avances y las dificultades vinculados a su implementación. 3. Respuestas a los nuevos desafíos emergentes de la sociedad. Dos cuestiones, íntimamente ligadas, constituyen el eje central de la cumbre: 1. Una economía ecológica con vistas a la sustentabilidad y la erradicación de la pobreza. 2. La creación de un marco institucional para el desarrollo sustentable.

Pero como decíamos, ese es el espíritu de la convocatoria. En la práctica, las cumbres de la tierra se han convertido en escenarios de batalla donde los pueblos del mundo se plantan ante las potencias del capitalismo mundial en la medida en que éstas las conciben como una plataforma para la legitimación pública de sus intereses privados. Y Rio + 20 está muy lejos de ser la excepción.

Detrás de todo el lenguaje diplomático y políticamente correcto de la burocracia imperial, lo que se está jugando es el futuro de la vida sobre la tierra, incluyendo el de la humanidad. Esto en parte explica por qué si bien la propia ONU Rio + 20 es la más importante de las cumbres realizadas hasta ahora llega en medio de un silencio mediático que contrasta en mucho con dicha importancia. Luego del fracaso de la Cumbre de Copenhague, aquella donde se puso en evidencia el carácter antidemocrático de estos espacios y las maniobras extorsionistas del gobierno norteamericano para firmar una acuerdo a espaldas de la humanidad, la estrategia ha sido bajarle el perfil. Sin embargo, los pueblos del mundo no han cesado en su empeño, por lo que la batalla por el futuro de la vida y el planeta sigue planteada.

Y es que por obra y gracia de la hipocresía imperial, lo que está en el origen del deterioro de la vida planetaria –el modo depredador capitalista- es presentado ahora como la única solución posible al mismo, claro está, luego de atravesar un lavado de imagen que lo hace aparecer como “ecoamigable”. Así las cosas,  “la economía verde” y “el desarrollo sostenible” emergen como los últimos trucos de la chistera capitalista. Trucos sin embargo para nada graciosos y más bien altamente peligrosos consistentes en  privatizar la naturaleza para seguir haciendo negocios. Así pues, el sistema que ha crecido a costa de la explotación del hombre por el hombre y la naturaleza amenaza –disfrazado- todavía con más. Y para ello, todas aquellas cosas que son consustanciales a la vida y por tanto nos pertenecen a todos y todas –las selvas, las aguas, la información genética, etc.,- se pretende que pasen a ser propiedad de los mismos que han llevado al mundo al estado de crisis actual.

Pero sabemos que esta barbarie es posible solo si la aceptamos como fatalidad. Por ello, los amantes de la humanidad, de la vida y del planeta, debemos alzar la voz como un llamado no solo de alerta ante lo que se avecina sino también y sobre todo de resistencia activa. Y es que, parafraseando al viejo filósofo, la existencia de la humanidad doliente que piensa y de la humanidad pensante oprimida no puede ser ingerida ni digerida por la indolencia consumista y el egoísmo más salvaje.
En virtud de lo antes dicho, la Red de Intelectuales y Artistas en defensa de la Humanidad convoca a todas y todas a participar de las jornadas de reflexión, debates y propuestas que se llevarán a cabo los día 28 y 29 de mayo de 2012 en la Sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño. La intención: reunir a intelectuales, académicos, estudiantes, líderes sociales y políticos, y en general, a todos y todas los y las conscientes de que la solución a los males del capitalismo no es más capitalismo, que el futuro de la de la vida pasa por superar las alienadas formas humanas de vivir, sacando a la luz del día todas aquellas cosas que crearán el mundo nuevo, un mundo para todos y todas, donde convivamos todas las especies.
Invitados especiales: Julio Escalona, Francisco Javier Velasco, Miguel Ángel Contreras, Daniel Hernández, Víctor Álvarez, Jorge Arturo Reyes, Nilcia Maldonado, Ana Maldonado, Braulio Álvarez, María Isabella Godoy, Jesús Manzanilla Pocco y Luis Brito García.
La apertura estará a cargo de la Profesora Carmen Bohorquez, Coordinadora de la Red Mundial de Intelectuales en defensa de la humanidad.

Fecha: 28 y 29 de mayo de 2012. 

Lugar: Sala José Felix Ribas. Teatro Teresa Carreño. Caracas.

Hora: 09:00 AM/12:30 -02:00 PM/05:30PM 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s