Libia: el mejor ejemplo de lo que no debe ocurrir.

Una de estas noches conversando con mi amigo Jeudiel sobre el tema libio, él me comentaba algo que considero lamentablemente cierto: es el mejor ejemplo de lo que no debería ocurrir. Una rebelión con muchas razones legítimas para ser tal, un gobierno con muchas buenas razones para rebelársele (aunque -hay que decirlo también- resistiendo el embate de la OTAN como sus antepasados beduinos resistieron los de los ingleses e italianos) todo sin embargo ya cooptado y capturado por los más vulgares intereses imperiales corporativos.

Tenía rato queriendo contar algunas sosas sobre este tema, pero encontré esta nota de Modesto Guerrero en Página 12 que creo resume muy bien la mayoría de las cosas que hubiese podido decir. Al principio, para mi gusto al menos, repite algunos lugares comunes, pero sin duda a medida que avanza mejora notablemente. En cualquier caso, no tiene mucho sentido escribir otra nota si va a quedar más o menos similar a esta, así que la reproduzco a continuación. 

Amargas lecciones

 Por Modesto Emilio Guerrero *

La caída de la ciudadela blindada de Muammar Khadafi y su huida a algún lugar desconocido marcaron el fin de su régimen, aunque los tiros suenen por un rato más.

El desbalance militar creado por la OTAN desde el aire se transformó en un dato irreversible entre marzo y julio. Tras unos meses de inutilidad militar y política, el impacto acumulado de misiles cambió el curso de la guerra desde agosto. Facilitó el avance de los opositores desde el Este hacia la capital. Aunque no fueron desdeñables los aportes hechos por la CIA, los mercenarios africanos y el M16 británico en el terreno, no decidieron nada. Lo que vemos en la arremetida sobre Trípoli es una masa armada de miles de jóvenes libios, sobre todo de las clases medias profesionales.

El segundo hecho clave en el retroceso militar del gobierno fue la mengua creciente de su base social en las cinco ciudades más oficialistas: Trípoli, Sirte, Al Kums, Sabratah y Garyán. Entre febrero y mayo fue alta la adhesión a Khadafi en amplios sectores del funcionariado y de trabajadores de la capital, pero desde junio decayó y en agosto se convirtió en un factor clave de su retroceso. Fue evidente en las calles, pero también en las fuerzas armadas y en instituciones políticas. Con los datos de fuentes como Yabiladi.com, GuinGuinBali.com, AfrolNews, EuroNews y la cadena rusa RT.com, al 30 por ciento de funcionarios consulares y políticos que abandonaron el régimen, hay que sumar el casi 20 por ciento de oficiales y jefes de batallones que defeccionaron entre enero y junio.

El sistema mundial de Estados controlado por EE.UU. está a punto de avanzar otro paso, en medio de su peor crisis económica, financiera, social, ecológica y política. La Libia post Khadafi podría tener el mismo destino inestable de Irak o Afganistán, pero será un paso a favor de ellos. Sobre todo para Alemania, Gran Bretaña, Italia y Francia, que dependen en más del 60 por ciento del petróleo libio. Las Bolsas narran su euforia, sea a la alza o a la baja.

El lamentable resultado libio confirma, una vez más en la historia, lo que la decimonónica Doctrina Palmerston pautó desde Londres para las relaciones entre imperios y naciones dominadas. “Gran Bretaña no tiene amigos permanentes ni enemigos permanentes, sólo tiene intereses permanentes.” Eso vale hoy tanto como ayer. Esa lección fue la que no aprendieron Manuel Noriega, Saddam Hussein, Bin Laden, Al Assad, Aristide, y en otro plano Pinochet, Galtieri, el sha de Irán y otros “amigos”, socios o agentes temporales de EE.UU. y la OTAN, que en algún momento fueron convertidos en objetivos. Ni amigos, ni enemigos.

De nada sirve asociarse en cuclillas, retroceder sobre lo avanzado, capitular, firmar pactos de corto vuelo o, en el mejor de los casos, desplazándose “al centro” es posible engañar a las potencias y obtener indulgencia generosa. Eso hizo el ex nacionalista Khadafi y el resultado negativo fue inexorable. Fue protagonista en el origen y en el final de este drama. Los imperios siempre serán malos, el asunto es qué hacen o dejan de hacer sus adversarios temporales.

De poco sirve derrocar a un reyezuelo, una dictadura o un régimen parlamentario corrupto y represivo, si el régimen depuesto no es suplantado por otro superior en lo político y en lo social. O es más democrático y beneficioso para las mayorías, o se devolverá como reaccionario por el peor de sus costados. Si es que no lo echan a los tiros.

Las ilusiones democráticas de quienes se apoyan en la OTAN para la operación imperial sobre Libia se evaporarán cuando las nuevas privatizaciones, los ritmos de explotación y la conversión del país en un dispositivo de la energía europea impidan la estabilización institucional. El costo será la devastación fratricida entre clanes y castas y el debilitamiento como nación. El régimen resultante no será mejor que el de Khadafi.

Esto les recordará dos errores trágicos. No haber sabido superar el despotismo desarrollista del líder libio y, algo peor, apoyar a sus peores enemigos.

Esta lección vale para Siria y el resto de las “Primaveras árabes”, que en Libia se volvió Otoño borrascoso, pero también es un guiño para procesos transformadores no despóticos, cuyos regímenes comenzaron con mucha democracia social pero tienden a derivar hacia viejos modelos bonapartistas en América latina.

* Escritor y periodista, fundador del PSUV en Argentina.

Anuncios

3 Respuestas a “Libia: el mejor ejemplo de lo que no debe ocurrir.

  1. Claro: palos porque bogas . si te mantienes en la consulta popular y palos porque no bogas, si te vas al bonapartismo desarrollista.
    Palos porque te mantienes en una sola direccion incólume y palos porque te vuelves mas flexible interna e internaconalmente.
    Yo creo que encontrar la culpa en la victima y dar lecciones despues de la batalla y frente a un enemigo intrinsecamente avasallador, es un ejercicio facil. Mas dificil es lograr la disciplina para resistir y avanzar en el frente que a cada uno le tocó. Y la otra leccion es que la historia no parecen hacerla los pueblos, sino el poderío militar.

  2. El 27 de agosto de 2011 16:33, porsiacaso escribió:

    Poco me gustaron los consejos conclusivos del articulista.
    Un analista que deja de lado los aspectos màs importantes de la situaciòn lìbica me parece fuera de contexto.Algunos elementos que ni hay que olvidar son.
    La agresiòn ha sido preparada desde hace màs de cinco años
    (La de Siria,piensa bien,fuè planificada por Eisenhower)
    Luego soldados adestrados franceses e ingleses estaban presentes en Ben_Gazi.A ello hay que sumar,los pertrechos que entraban por Egipto,Tùnez,màs la campaña mediàtica a la cual,pocos le dan la importancia que en efecto tiene.
    Màs aùn,eliminar la presencia de China y Rusia del Mediterràneo es una prioridad sionista-anglo-americana.Claro que los capitalsitas corruptos de esos paìses se conforman con poco,total sus pueblos siguen comiendo mierda todos los dìas y viviendo mal.Todo lo contrario del pueblo Libio.El cambio de posiciòn de muchos lìbicos es debido a un fenòmeno que a travès de la historia ha hecho un denominador comùn.Es decir,..”no tengo ideologìa””me interesa mi bienestar””no soy de ninigùn partido””soy musulman por lo tanto me interesa aparentar y me gusta la vida,el estilo y la forma con la cual son tan felices””los yanquis.No somos comunistas ni socialistas,somos fervorosos capitalsitas.Viva el Rey!!!
    Y en ùltimo lugar,Libia es un paì’s con 5 mill. de habitantes con un ejercito cuyas funciones son internas,y no puede en ningùn caso,enfrentar a la coaliciòn que representa casi 600.000 de habitantes con la mejor y màs avanzada tecnologìa de guerra existente,y que es EL IMPERIO.Quieran o no los insectuales sudamericanos,acadèmicos con anemia crònica,periodistas sidaìticos,polìticos con el zapallo vacìo,opinionistas sin opiniones
    propias,y parlanchines de cafeterìa de pie,el Imoperialismo existe ..y como señores mìos.
    O SI NO EN QUE MUNDO VIVIMOS?

  3. De acuerdo con el último comentario, la persona que escribió el artículo debería informarse más sobre la situación Libia, porque es un mamarracho cómo están tratando este tema, en esta página. Salut!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s