Ahora Sí! Escuela Popular de Economía Política. Convocatoria a su primer seminario: La vida en una economía rentista.

(Lo primero que uno deberían enseñarle en una Escuela de Economía Política es que la economía, en cuanto tal, en realidad, no existe. Lo que de verdad existe son formas de organizar y producir la vida, para comer, vestirnos, amarnos u odiarnos, etc. El tema está en que ninguna de estas cosas  las podemos hacer solos, puesto que, por su propia naturaleza, son sociales, es decir, colectivas -tal y como es social y colectivo el lenguaje- de manera que necesitan del intercambio para realizarse. La cosa se complica cuando el intercambio cobra vida en sí mismo y deja de ser un medio para convertirse en fin. Y más aún, cuando existen quienes privan el libre intercambio. Como sabemos, los neoliberales se presentan como los paladines del libre cambio, pero en realidad son los apologetas de su castración, de su reducción a intereses corporativos. Otra economía política es necesaria. No una economía política del lucro pero tampoco de la pobreza y la precariedad. Necesitamos una economía política que de cuenta de la riqueza de lo común, de la verdadera libertad del libre cambio y la creatividad. No una economía política del expolio, la concentración, la corrupción, la decadencia, la dádiva o la competencia, sino de la vida. Reapropiémonos pues de las formas de entender cómo se produce y reproduce ésta última, para vivir como verdaderos hombres y mujeres libres e iguales).

Luego de superados algunos inconvenientes técnico-logístico, ahora sí, la Escuela Popular de Economía Política comienza su ciclo de seminarios dirigidos a tod@s aquell@s interesad@s en conocer y debatir sobre algunos de los temas más relevantes de esta disciplina pero también más importantes de nuestro tiempo. La premisa de la cual se parte es conocida: la economía es algo muy serio para dejarla en manos de esos sujetos petulantes llamados “los economistas”, algo que nos afecta demasiado y tiene que ver mucho con nuestro día a día para dejarla a capricho de esa especie tan peligrosa conocida como “los expertos”. La Escuela Popular de Economía Política es una experiencia autogestionada del Ateneo Popular de Caracas.

Requisitos: para participar en la Escuela no se ser exige ser conocedor, estudiante o profesional de la materia. Lo único que se requiere –además de las ganas- son cosas como, por ejemplo, haber ido a un comercio alguna vez y participado de ese extraño mundo llamado “el mercado”; o cargar en la cartera algunos de esos mágicos papelitos que podemos intercambiar por cualquier cosa; o haberse reportado en alguna oficina de recursos humanos para vender servicios a cambio de un salario por lo general bastante pobre. La Escuela, desde todo punto de vista, es un espacio abierto y apto para todo público. Si se quiere, la idea es rescatar el doble significado original de schola como aquello que merece la pena hacerse para conocer, pero también como ocio, divertimento y tiempo libre. Es un proyecto políticamente serio e intelectualmente riguroso, pero no aburrido ni excluyente.

Metodología: la Escuela Popular de Economía Política no dicta talleres ni charlas. La idea no es que venir a escuchar a un par de tipos que creen que saben de un tema o a fastidiarse intentando seguir un cuento que seguro se olvidará antes de haber salido. Quienes se encargan de la misma han ido a muchas actividades de este tipo como para hacérselas sufrir a los demás. La Escuela dicta seminarios de estudios, destinados a propiciar el análisis, la reflexión y el conocimiento sobre problemas concretos, reales, importantes y, sobre todo, interesantes. De cualquier modo, de ser un taller sería más bien como uno de mecánica donde se enseña de qué van las herramienta y para qué se pueden usar. Sólo que en este caso no aprenderemos el uso de llaves y tuercas sino más bien de ideas, autores, conceptos y funcionamientos, muchos de los cuales no sabemos que ya conocemos y aplicamos todos los días sin pararnos a pensar en ellos. Esta es una Escuela que ayuda a resolver problemas prácticos, en el entendido que la separación entre práctica y teoría es un invento de espíritus simples. Su aspiración en el largo plazo es convertirse en un laboratorio no sólo de economía sino del pensamiento y de técnica, en el sentido de espacio de creación de cosas que aún no existen.

Dónde y cuánto: Los seminarios se llevarán a cabo en la biblioteca del Ateneo Popular de Caracas ubicada en Los Chaguaramos. No son gratis pero si bastante económicos: 50 bolos por persona, los que serán destinados al mantenimiento del local y la reproducción de uno que otro material a ser usado por los mismos participantes. A todas estas, quien no tenga los 50 bolos igual puede ir y colaborar con alguna otra cosa, un libro para la biblioteca por ejemplo. Por razones de espacio y logística, los cupos por los momentos serán limitados.

Cuándo: el lunes 04 de abril empezará el primer seminario. Se llevarán a cabo todos los lunes en el mismo horario: de 6:30 a 9:00 P.M. Serán siete sesiones, es decir, siete lunes. Una vez culminado éste se planificarán y darán a conocer los siguientes.

Primer seminario: La vida en una economía rentista: por años hemos escuchado hablar de que nuestro país es rentista. Oído que el petróleo es nuestra principal riqueza pero también nuestra definitiva perdición: si no sembramos es por culpa del rentismo petrolero, sino tenemos grandes empresas es por culpa del rentismo petrolero… pero si somos ricos es gracias al rentismo petrolero, si podemos tener autopistas y 4 x 4  es gracias al rentismo petrolero.

Lo que no tenemos muy claro, sin embargo, es qué significa el rentismo y, específicamente, el rentismo petrolero…

Sobre qué es, y especialmente, cómo funciona y para qué sirve el rentismo versará el primer seminario de la Escuela Popular de Economía Política: ¿es una forma chimba de capitalismo? ¿Protosocialismo? ¿Una enfermedad? ¿El “excremento del diablo”? ¿El combustible de la revolución popular? ¿Todas la anteriores? ¿Ninguna? ¿Existe realmente? La idea es adentrarnos en este apasionante debate, que no sólo puede decirnos muchas cosas sobre nuestro país y el capitalismo en general como sistema, sino también sobre nosotros mismos, nuestros hábitos, apetencias, expectativas y modos de vida.

Primera clase introductoria: ¿Para que sirve la economía política en tiempos apocalípticos?

Dirección de la Escuela: Ateneo Popular de Caracas. Calle Vargas, entre Av. Las Ciencias y Av. El Estadio, Quinta Alnonorsi, Los Chaguaramos. (diagonal a la Panadería Opera Deli, a tres cuadras de la UBV en sentido Santa Mónica)

Anuncios