La solidaridad realmente existente en el Chile posterremoto.

El colapso financiero de los terremoteados

Por Jeniffer Vega / La Nación Domingo / Domingo 1 de Agosto de 2010

Sólo el 52% de las pólizas de seguro solicitadas por el sismo han sido liquidadas, alcanzando a poco más del 10% del capital comprometido. Miles de familias han tenido que endeudarse para reconstruir su hogar. Ante la tardanza, han caído en Dicom y comienzan a organizarse para demandar a las aseguradoras y bancos por el retraso. La SVS dio plazo hasta el 10 de agosto para liquidar el total. ¿Alcanzarán?

Han pasado cinco meses desde el terremoto del 27 de febrero, un hecho que cambió para siempre la vida de algunos chilenos y a otros les mostró la cara más dura de las empresas de crédito y cobranzas. Así es el caso de Alejandro Mesa, quien sufrió graves daños estructurales en su departamento en las Torres de Bilbao (Las Condes), y a pesar del tiempo transcurrido aún sigue golpeando puertas para hacer efectivo el seguro contra sismos que tiene contratado con su crédito hipotecario de BancoEstado.

Alejandro hizo la denuncia por los daños sufridos en su vivienda el 3 de marzo a la entidad financiera. Pasado un mes, llegó un liquidador a su hogar con quien libró una verdadera batalla para evaluar el monto total de los daños, el que ascendió a $3.400.000, dinero que la aseguradora Mapfre -que es donde BancoEstado contrató su seguro- afirma haber entregado al banco el 27 de junio, pero que aún no llega a manos del afectado, quien ni siquiera ha recibido un llamado telefónico del banco para estipular una fecha de entrega.

“La puerta de mi casa se rompió, tuve desprendimiento de losa y tabiques, los estanques de los baños chocaron con la tazas rompiéndose ambas cosas y provocando una inundación que también afectó al departamento de abajo. Estuve dos semanas sin agua y dos meses sin gas. Entenderás entonces mi desesperación por cobrar el seguro para volver a rehacer mi hogar. Es más, el seguro se debe pagar de manera obligatoria porque está sumado al crédito hipotecario que saqué a 15 años. Incluso, la última vez que hablé con ellos me dijeron que debo seguir esperando porque se me pagará en tres cuotas”, acusa Alejandro, quien ya ha tenido que desembolsar más de un millón de pesos de su bolsillo para reparar daños en sectores indispensables de su vivienda, como los baños.

Para este jefe de hogar, la lucha contra los bancos y las aseguradoras se ha transformado en una verdadera cruzada, que ya reúne a 10 personas que están en su misma situación y con las cuales están pensando tomar acciones legales contra BancoEstado. “Es humillante tener que perseguir al banco y la aseguradora para que te paguen algo que es tuyo. Tema aparte es la pelea con el liquidador para que ponga precios reales a los daños, por eso estoy reuniendo a personas que han sido perjudicadas por sus bancos y aseguradoras para llevarlas ante la justicia”, sentencia.

Una realidad que están viviendo miles de personas en Chile y que ha sido monitoreada por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), registrando 3.681 denuncias por seguros impagos. Una cifra menor si se toma en cuenta que al 15 de julio sólo se había cancelado el 52% de los 182.642 siniestros declarados en todo Chile.

“La SVS está estudiando la adopción de medidas de fiscalización de los procedimientos y medios de atención dispuestos por el mercado, con el fin de velar por la entrega de información oportuna, ágil y expedita a los asegurados, especialmente en cuanto a los procesos de pago y liquidación que se encuentran pendientes”, señaló a LND el superintendente Fernando Coloma.

Dinero en las nubes

Para Rodrigo Arenas, quien tampoco ha recibido el dinero de su seguro asociado al crédito hipotecario, las dudas caen en los intereses que generan los montos entregados por las aseguradoras a los bancos. “La empresa le entregó el mes de junio el monto total de mis daños a BancoEstado, quienes después de muchos trámites y reclamos sólo me pagaron la mitad de las 97 UF que correspondían. Entonces, me cabe la duda si ellos también me entregarán los intereses que está generando mi dinero retenido, porque es plata que me pertenece y con la que el banco está sacando provecho al no entregarla”, razona.

Arenas sacó un crédito hipotecario a 30 años para adquirir su propiedad en Maipú, por la cual mensualmente paga un dividendo de 160 mil pesos en el que están incorporados los montos del seguro contra incendio y sismos, y al que hoy también debe sumar un sinfín de deudas que ha adquirido para reparar su casa. “Tuve trizadura de muros y losa, quebrazón de cañerías, y ahora último nos dimos cuenta de que el techo también está con problemas. Mi esposa pidió un crédito de consumo para reparar la casa, pensando que el trámite del seguro sería rápido. Un gran error, porque por estas necesidades dejé de pagar otras cuentas y caí en Dicom. Ahora estoy peligrando que me despidan, porque en mi trabajo exigen tener los papeles limpios”, confiesa Rodrigo, quien la semana pasada recibió la mitad del seguro y debe esperar a que lo visite un inspector del banco para verificar que el dinero efectivamente se invirtió en reparaciones para que se le pueda cancelar el resto, eso sí, sin fecha de visita y menos de pago.

Otro impactante testimonio asociado a los retrasos en el pago de los seguros es el de Claudio Aravena, quien perdió la mitad de su vivienda en Batuco por culpa del terremoto. “Mi casa se hundió, las murallas se cayeron, las losas colapsaron y las panderetas de cierre quedaron totalmente destruidas. Yo, mi esposa y mis dos hijos pequeños quedamos prácticamente en la calle, tuvimos que construir una pieza en el patio para resguardarnos de noche y en el día estar en lo que nos quedaba de casa, mientras hacemos las reparaciones”, cuenta Aravena, quien recién esta semana recibió los 24 millones de pesos en que fueron avaluados los daños de su vivienda, la cual adquirió gracias a un crédito hipotecario del Banco de Chile.

La póliza de su vivienda estaba a cargo de la empresa Liberty Seguros, la misma a la que este joven padre denunció al Sernac y a la SVS por retraso en los pagos y pésimo servicio al cliente. “Todos se pasaban la pelota de mi seguro y nadie se hacía responsable del dinero, dejé constancia en todos lados por la falta de criterio que tuvo el banco y la aseguradora. Es más, por su culpa destrocé las tarjetas de crédito para construir la pieza en el patio que todavía estamos habitando. Ahora que tengo el dinero del seguro, recién podré comenzar a reparar mi casa, pero con todo lo que he gastado ya estoy con tres millones en contra”, confiesa Claudio.

Para Gisela Bugmann, quien vive en Temuco, el panorama es aún peor, ya que a pesar de denunciar los daños de su departamento el 15 de marzo, todavía no recibe una respuesta del Banco Santander, donde tiene sus seguros comprometidos. “El liquidador avaluó mis daños en 4 millones 200 mil pesos y me dijeron que tendría el dinero antes de 90 días. Han pasado más de 100 y todavía no recibo ni siquiera un llamado de teléfono”, confiesa esta mujer que paga mensualmente 47 UF de dividendo y se ha visto obligada a sobregirar el cupo de sus tarjetas de crédito para reparar los daños de su vivienda.

“Ni siquiera le he podido pagar al maestro que hizo los arreglos en mi casa, porque ha sido todo de emergencia y no me quedó otra opción que encalillarme para reparar el techo y el baño que fueron las partes más destruidas”, acota Gisela, quien ya mandó una reclamo a la Superintendencia de Valores y Seguros, en contra del Banco y Seguros Santander.

El abogado Ricardo Ibáñez, experto en derechos del consumidor, asegura que los problemas por el no pago de los seguros se han vuelto pan de cada día en las oficinas legales. “Las empresas tienen 90 días desde que reciben el denuncio para hacer la liquidación; si no responden en los tiempos establecidos, se puede poner un recurso administrativo en la Superintendencia de Valores; y, si tampoco se llega a puerto, se puede comenzar una demanda”, explica el profesional, quien afirma que este tipo de procesos ha comenzado a tomar un ritmo acelerado.

El banco del pueblo

Los daños causados por el terremoto en nuestro país ascienden a 29.662 millones de dólares, según estipuló el Ministerio de Hacienda. De ellos, las empresas de seguros deberán costear un total de 4.921 millones de dólares por concepto de indemnizaciones de daños asociados a esta catástrofe en las casi 100 mil viviendas aseguradas en todo Chile, traduciendo en el segundo evento sísmico más caro de la historia de los seguros a nivel mundial. Según la SVS, hasta el 15 de julio las empresas aseguradoras en Chile habían desembolsado US$338,4 millones, menos del 10% de los capitales comprometidos.

La familia de Claudio Aravena dejó su  casa en Batuco por culpa del terremoto y se instalo en una mediagua en el patio de su parcela, mientras reparan la vivienda principal.

La que posee el mayor número de denuncias es Mapfre Generales, que debe responder por 73.154 siniestros, de los cuales sólo ha inspeccionado un 59% y, de ellos, ha pagado sólo el 66%. Es decir, seis de cada 10 clientes de Mapfre aún esperan la liquidación de su seguro. Por el contrario, la empresa que mejor comportamiento ha tenido según las autoridades es RSA Seguros, con 17.131 denuncias, todos ya inspeccionados y cancelados en el 98% (ver infografía).

Mapfre es el principal proveedor de seguros asociados a créditos hipotecarios de BancoEstado, de ahí que éste sea también la institución financiera que acumula mayor número de reclamos por la liquidación de sus seguros.

“Según las denuncias que hemos recibido, BancoEstado pareciera ser el que tiene el mayor número de reclamos. Ello no significa que sea el que entrega el peor servicio, pues el mayor número de reclamos puede deberse a que es la institución que otorga el mayor número de créditos hipotecarios, dando cabida incluso a viviendas de menor valor, las que pueden verse expuestas a un riesgo mayor de sufrir daños”, comenta el abogado Ibáñez, quien actualmente esta trabajando en demandas contra la compañía Mapfre por el no pago de seguros.

Es más, Ibáñez explica que uno de los grandes problemas de los clientes de la aseguradora se debe a que en Chile no existe por sí solo un seguro por sismos, sino que es un adicional al seguro por incendios. “Hasta nuestras oficinas han llegado numerosos casos en que propietarios resultaron con daños en sus viviendas luego del terremoto, y tenían contratado un seguro con la compañía Mapfre, la cual negó el pago de la indemnización, porque según ellos el sismo no era un riesgo que estaba cubierto. Esto, debido a que la póliza estaba redactada en términos muy imprecisos, por lo que creemos que el seguro de sismo sí estaba asociado al de incendios. El caso se encuentra actualmente en juicio”, explica el abogado del portal de ayuda legal http://www.defensadeudores.cl

Más créditos, más deudas

El plazo para denunciar los siniestros del terremoto caducó el 30 de abril, según dictan las pólizas, pero el abogado Ricardo Ibáñez asegura que las personas que por razones de fuerza mayor no pudieron hacerlo en las fechas correspondientes aún pueden declarar los daños en su vivienda. Incluso, el mercado asegurador presentó a la SVS 27 planes de liquidación destinados a completar el proceso de avalúo de daños de forma expedita, lo que se sumó a la modalidad fast track propuesta por la autoridad para reducir las formalidades del trámite de las aseguradoras.

Medidas innecesarias y poco funcionales para Claudia Montecinos, quien se siente defraudada por BancoEstado, quien aún no le paga los seis millones de pesos en que fueron avaluados los daños de su vivienda. Es más, la joven profesora tuvo que pedir un crédito de dos millones de pesos a otro banco y recibir un préstamo de sus padres de un millón de pesos más, para reconstruir los muros de su vivienda que colapsaron debido al terremoto.

“Hice la denuncia del siniestro el 15 de marzo y la aseguradora me constató con papeles que el dinero de mi seguro fue entregado a BancoEstado hace un mes, pero nadie me ha llamado y el banco asegura que no tiene ni el dinero, ni fecha de entrega”, cuenta Montecinos, quien se siente superada por las deudas que tuvo que contraer para no abandonar su casa en Renca, la cual adquirió con un crédito hipotecario a 30 años.

Ante tanta denuncia, la institución del patito amarillo asegura que el retraso se debe a que ellos son el principal actor en el mercado hipotecario, recibiendo 42 mil denuncias por daños asociados al terremoto. De ellas, sólo poco más de un tercio están liquidadas y, del total, sólo el 10% ha sido pagado.

“En BancoEstado actualmente hay cerca de 15 mil liquidaciones recibidas desde las compañías. Un total de 6.000 fueron recibidas esta semana, de las cuales 4.000 ya han sido pagadas a los clientes y el resto está en proceso de pago”, explicaron a LND en la oficina de comunicaciones de la empresa.

El banco acusa a los liquidadores por el desfase en las inspecciones y, por tanto, en el pago a las personas afectadas, pero asegura que las autoridades han dado plazo a este gremio para terminar con las liquidaciones el 10 de agosto, lo que ayudaría a agilizar los trámites. “A la fecha estas compañías han liquidado sólo el 36% de sus operaciones con BancoEstado. Sin duda este atraso en las liquidaciones afectará el servicio del Banco”, sentencia la financiera, que también llama sus clientes a acercarse a sus sucursales para concretar los procesos del pago de sus seguros o llamar a su call center en caso de dudas.

Anuncios

Una respuesta a “La solidaridad realmente existente en el Chile posterremoto.

  1. Bueno;mi caso es uno de los cuantos que están al 21/12/10 sin pago,aún cuando la corredora de seguros de BcoEstado me confirma por carta del 24/09/10 que los valores fueron remitidos a esta institución financiera,hoy por Call center de corredores de seguros bco estado,me indican que nueva carta fue despachada a domicilio,en esta se confirma que los valores ya se remitieron al Bco (entiendas carta del 24/09/10).
    Encargado de seguros BcoEstado Chillán no tiene idea que pasa y lo más delicado que no dá respuestas que pudiesen contradecier lo ya señalado por cartas de la corredora.
    ¿que hago?
    Fdo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s