Venezuela y Colombia en la UNASUR

Mañana debe darse la reunión de la UNASUR donde se espera pueda solucionarse la crisis entre Colombia y Venezuela. Pero luce bastante difícil que esta solución pueda darse, especialmente porque para que ello pueda ocurrir tiene que haber voluntad de las partes.

Lógicamente, Venezuela es la principal interesada que el conflicto se resuelva, tanto por convencimiento político como por necesidad. El conflicto colombiano ha venido históricamente filtrándose hacia Venezuela antes como consecuencia del desplazamiento y eventualmente por situaciones propias de las fronteras “calientes”; pero últimamente el paramilitarismo –algo en lo que nuestro país tal vez no insiste tanto en denunciar como debiera-, el narcotráfico y la ya mayor amenaza de las bases norteamericanas han hecho que el conflicto colombiano sea ahora también venezolano. Por otra parte, las pretensiones contrahegemónicas regionales de las cuales forma parte Venezuela son las más afectadas por dicho conflicto, el cual -como ya dijimos- brinda el argumento perfecto a los norteamericanos para reforzar su presencia regional.

Exactamente por las mismas razones Colombia –o el gobierno colombiano, para ser exactos- no está interesado en que el conflicto se resuelva. De ahí en más, y dejando de lado los motivos personales tanto de Uribe como de su gabinete en su obsesión personal con las FARC –de Uribe para abajo, todos han sido víctimas de secuestros o atentados-, Uribe enfrenta múltiples denuncias por delitos que van desde violaciones de DDHH hasta escuchas telefónicas y sobornos, por lo cual es muy probable que pueda enfrentar un escenario judicial al término de su mandato considerando además los poderosos enemigos que ha sabido hacerse dentro de los mismos poderes colombianos. Por otra parte, dada la necesidad del empresariado colombiano por firmar el TLC es muy posible –ya que la tranca oficial (que no seguramente la real) de su no firma son las acusaciones en el congreso norteamericano por las violaciones de DDHH- que haciendo honor a su pragmatismo y falta de escrúpulos, Uribe pueda ser parte de dicha negociación para hacerla avanzar. Ante ese escenario, lógicamente patear el tablero resulta para Uribe una buena opción.

Por otra parte, como dice el dicho, una cosa es lo que piensa el burro y otra el que arriba lo arrea. Un plan de paz para Colombia significaría una derrota muy grande para los Estados Unidos, quien después de toda la inversión que ha hecho y las necesidades concretas que tiene, difícilmente va a echar para atrás en el tema de las bases. Las bases para el gobierno norteamericano significan el mantenimiento de su hegemonía histórica sobre la región, hegemonía que no solo se disputa con Brasil y en mucho menor medida con el eje Caracas-Quito-La Paz, sino con China y la UE.

En el caso de China, una sola consideración basta para tener idea de la dimensión de lo que está en juego: si se mantiene el actual ritmo de crecimiento de la demanda de productos latinoamericanos en los Estados Unidos, la Unión Europea y el resto del mundo y la demanda de China crece solo a la mitad del ritmo registrado en esta década, este país superaría a la Unión Europea en 2014 y pasaría a ser el segundo mayor mercado para las exportaciones de la región, y en unos diez o quince más, desplazaría a los Estados Unidos. En el caso de las importaciones se prevé un comportamiento similar, motivo por el cual tanto la UE como los Estados Unidos han tomado cartas en el asunto bien sea a través de la firma de TLC bilaterales (sobre todo la UE) y de la presencia militar, una situación bastante similar a la que se da por la competencia de recursos minerales y energéticos en África.

Así las cosas, es entonces realmente complicado que la iniciativa venezolana avance. Lo ideal sería que así fuese, no sólo porque es lo más apropiado para Venezuela y para la misma Colombia, sino para la UNASUR. De no avanzar, o de no encontrase una solución equivalente, sería la segunda, muy sonora y tal vez muy desastrosa derrota de este novel organismo después de su fracaso en Honduras. Es prácticamente un hecho que una medida de este tipo no será apoyada por Chile y Perú. Uruguay ya manifestó sus dudas al igual que Paraguay, haciendo un tenue pero significativo esfuerzo por remarcar su no-alineación con Venezuela. Habría que ver qué pasa con Surinam y Guyana, mientras que si es seguro que Bolivia y Ecuador la apoyen. La clave en todo caso está en saber qué harán Argentina y Brasil, saber cuáles intereses van a privar, si los locales o los regionales.

Como dice otro dicho, la prueba del pastel es comérselo. En este caso, la prueba de la integración regional es que funcione y que la UNASUR actúe como bloque y no como sumatoria de individualidades. Todos los países seguramente están concientes de que la peor vía es la de no resolver nada, pues en cualquier momento podría desatarse un espiral que se sabe más o menos como empieza pero no cómo ni cuándo termina. Pero desde luego, la cosa es atreverse a cortar el nudo gordiano.

Anuncios

Una respuesta a “Venezuela y Colombia en la UNASUR

  1. Felicito a estas instituciones de paises asociados de sudamerica pero no se ve los logros de estas sociedades porque como vemos en sudamerica el narcotrafico crece ,la contaminacion del rio amazonas esta aumentando por la mineria ilegal,la trata de niñas para la prostitucion crece y aumenta, nuestras reservas ecologiacas estan siendo erradicadas por empresas europeas y ambiciones del oro entonces a que se dedica estas instituciones y quien velara por sudamerica porque las ongs son aliados de estas acciones delictivas se ve clarmente que fueron enviados de europa a sudamerica al apoyo del saqueo del oro y materias primarias y son ellos los principales destructores de nuestra sudamerica esperamos que nuestras instituciones se pongan metas porque se les ve muy inactivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s