El HIPER-liderazgo.

Lacan, el psicoanalista, decía de los celos que incluso en el caso que fuese verdad lo que se sospecha de la pareja – que se acuesta con otros- no por eso la estructura de los mismos deja de ser patológica. Del mismo modo, y cambiando todas las cosas obvias que haya que cambiar, algo más o menos similar puede decirse del tema este del “hiperliderazgo”: así sea verdad que el antes venerado y ahora vilipendiado Monedero es un agente del capitalismo mundial, un infiltrado de la oligarquía, un operador del “chavismo sin Chávez”, un intelectual pequeño burgués, un ignorante,  y en fin, un cizañero borbón, no por eso lo que planteó deja de ser un hecho patológico, y no por que lo haya dicho él, sino fundamentalmente por la respuesta que al respecto apresuró tanto el presidente como sus glosadores habituales.

El hecho simple de tener que insistir en que una crítica al Presidente no es forzosamente una conspiración contrarevolucionaria es el mejor síntoma, para seguir con la metáfora clínica, de lo anterior. Y en el caso de Monedero, bien hay que decir que ni siquiera dijo nada novedoso o que no hubiese dicho el mismo presidente antes. En todo caso, lo que iba a comentar es que este tema de tener que hacer la confesión de fe chavista antes de opinar, es similar GRAMATICALMENTE HABLANDO, a la que hay que hacer cada vez que se acusa al estado de Israel de cometer alguna de las barbaridades que nos tiene acostumbrados: hay que partir aclarando que no se es antisemita, que no se es nazi ni se niega el holocausto, con lo cual de entrada todo efecto crítico se desvanece ante el chantaje histórico – dramático de la shoa y además igual sales acusado de genocida. Lo primero que uno se pregunta es dónde quedaron aquellos tiempos en que la crítica no sólo era bienvenida sino incluso promovida a lo interno del chavismo, cuando se decía, parafraseando a Allende, que ser revolucionario y no ser crítico era un hecho contranatural.

Cuando el tema del liderazgo por lo demás se lleva al plano sentimentalista, el debate no sólo se vuelve esteril sino que dejó de ser en sí mismo revolucionario. Por eso no es un tema menor el chantaje dramático. Digamos, por su puesto que para uno es legítimo el liderazgo presidencial, entre otras cosas, por reconocimiento de muchas cualidades personales y creo que la mayoría está consciente que su importancia fundamental en la conducción del proceso, pero de eso a adoptar una deuda infinita, martirizante y nunca suficientemente correspondida hay un enorme trecho. Supongo que será Mario Silva en su sabiduría infinita de exégeta presidencial alguna vez explique esta amalgama. Que explique en qué momento el liderazgo entre iguales y por tal motivo contingente del hecho revolucionario (“sólo soy una brizna en el viento del huracán revolucionario, un soldado al que las circunstancias  han puesto al frente de esta batalla”) fue sustituida por la dependencia y la gratitud del poder pastoral (“yo que pudiera estar haciendo otra cosa hoy domingo y sin embargo estoy aquí…., yo que he sacrificado mi vida y familia por ustedes….”).

Si de sacrificios revolucionarios se trata, seguramente los 214 campesinos asesinados en los últimos años sacrificaron mucho más que cualquiera de nosotros. Por otra parte, si el liderazgo presidencial está amenazado por distintas vías (magnicidio, etc.) la respuesta revolucionaria no puede ser acentuar la dependencia. Esto no significa dejar que lo maten, lo único que significa es que la mejor dirección y la más fuerte es la dirección colectiva.

Lenin, el viejo bolchevique que los izquierdista del siglo XXI tanto odian por intransigente, solía decir que en el seno del partido revolucionario era tan contrarevolucionario colaborar con el enemigo como privarse de criticar a la dirección por temor al chantaje de colaborar con el enemigo. El partido bolchevique, por lo demás, y contrario a lo que suele pensarse, surgió y se mantuvo por mucho tiempo como un partido de tendencias ya que se partía que lo común a los revolucionarios eran sus divergencias. Por lo tanto, no deja de ser  paradójico que cuando se habla del PSUV y la organización revolucionaria se tome al partido bolchevique como modelo de lo que no se debe hacer. Y lo paradójico por supuesto no es que se le deba considerar como modelo a seguir, sino que como cualquiera que medio conozca la historia sabrá la tendencia autoritaria y paranoica del partido bolchevique comenzó justo cuando se abandonó el impulso revolucionario y la nomenclatura consolidó “la victoria de las oficinas” sobre los soviets. Por suerte está muy lejos la experiencia venezolana, “por ahora”, de esto. Pero la verdad del caso es que sólo en una lectura burocrática de la práctica revolucionaria la crítica es un peligro y quien la hace sujeto de linchamiento público.

Anuncios

10 Respuestas a “El HIPER-liderazgo.

  1. Excelente artículo yo ya lo he dicho varias veces, si el psuv sigue el camino por el que va nos vemos mal a futuro. Lamentablemente en ese partido hay un cogollo que no aceptan críticas constructivas. Están sordos, no quiere escuchar. Y si la revolución depende de una persona estamos mal porque no es revolución.

  2. Hace falta publicar un artículo sobre la pertinencia de los intelectuales, hoy por hoy. Exponentes inevitables de la división social del trabajo, no por ello dejan de hacer parte de los escasísimos seres que reunen a su vez unas condiciones muy muy difíciles de encontrar y hacer coincidir:( son quiérase o no) los únicos en tener por norma el análisis sistemático (no desordenado y ligero) capaz de posibilitar la comprensión de un proceso social. Un proceso político solo puede ser dirigido, orientado, guiado y apoyado cuando se le mira en perspectiva. Realmente no hay otro modo de “mirarlo”. Una nueva señal confusa Chávez. Domingo de frío, de respiración forzada, cefalea, soledad sureña y de un nuevo paso en falso para un dirigente que parece descuidar que la primera característica de un líder es gozar de la capacidad de reproducir el liderazgo que lo define.

  3. Me faltó mencionar la otra condición: que se les preste atención (a los intelectuales) aunque sea para quererles echar “un peo en la cara”, por sus planteamientos. Ahí cabría la mayor injusticia que se suele dar a causa de estos, que por cierto, no se da con frecuencia entre intelectuales y funcionarios, sino entre intelectuales, porque claro está que hay también intelectuales invisiblizados.
    “¿El pueblo no es intelectual?” No Hugo. Se aspira a que sea otras cosas, más allá de que se asuma o no como tal. ¿Pero eso significa que tengas que invalidar lo que quizás haya sido el único acto crítico (en meses) difundido masivamente, que se haya propuesto contribuir a orientar la sociedad venezolana, mediante el balance, la memoria y la apuesta ideológica(con matices, sin duda) de cara a los alcances de un gobierno que se autodeclaró “socialista” sin entender el significado de la dialéctica, y de cara a todos los revolucionarios?

    Revolucionarios que a veces siento que se convierten en unicornios, hadas, dragones o seres prehistóricos ya extinguidos.

  4. “No Hugo. Se aspira a que sea otras cosas”.
    Es muy grato ver que no todos son intelectuales orgánicos.
    Felicitaciones por el post y los comentarios anteriores.
    Primera vez que entro a este blog. Saludos.

  5. Les hago llegar esta articulo, que viene al caso y aporta en esta discusion:

    El jue, 18/6/09, mharnecker escribió:

    > De: mharnecker
    > Asunto: cim gob, alc. 2009 06 18 Fidel rectifica sobre la crítica
    > Para: “CIM Marta Harnecker”
    > Fecha: jueves, 18 junio, 2009 3:2
    > —-
    > Fidel
    >
    > rectifica su posición
    > frente a
    > la crítica y la autocrítica
    > Marta Harnecker
    > 17 junio
    > 2006
    > Preocupada por la situación creada
    > con el evento de
    > intelectuales del CIM y las
    > intervenciones del Presidente Chávez y de Nicolás Maduro,
    > me he puesto a leer
    > algunos textos sobre la crítica y la autocrítica y
    > confieso que me sorprendió
    > enormemente lo que Fidel dice sobre la crítica y la
    > autocrítica a Ignacio
    > Ramonet en la entrevista que éste le hiciera en el
    > 2006. Mi reproche a los compas
    > cubanos, y la de muchos intelectuales y gente común de ese
    > país, era que la crítica nunca salía a la
    > luz pública y siempre el argumento utilizado para no
    > difundirla por los medios
    > era el uso que podía hacer el enemigo. Pero ahora leo que
    > Fidel considera
    > fundamental hacer la crítica abierta,
    > pública:
    > “Nosotros confiábamos en la
    > crítica y en la autocrítica,
    > sí. Pero eso casi se ha fosilizado. Ese método, tal como
    > se estaba utilizando,
    > ya prácticamente no servía. Porque las críticas suelen
    > ser en el seno de un
    > grupito; nunca se acude a la crítica más amplia, la
    > crítica en un teatro por
    > ejemplo, con cientos o miles de personas.
    > […]
    > “Hay que
    > ir a la crítica y a la autocrítica en el aula, en núcleo
    > y después fuera del
    > núcleo, en el municipio, y en el país. […] )
    > p.677
    > […] No tengo miedo de asumir las
    > responsabilidades que haya que asumir. No podemos andar con
    > blandenguería. Que
    > me ataquen, que me critiquen. Sí, muchos deben estar un
    > poco doliditos…
    > Debernos atrevernos, debemos tener el valor de decir las
    > verdades. No importa lo que digan los
    > bandidos de afuera y los cables que vengan mañana o pasado
    > comentando con
    > ironía… Los que ríen último, ríen
    > mejor.
    > Y esto no es
    > hablar mal de
    > la Revolución.
    > Esto es hablar muy bien de
    > la Revolución , porque estamos
    > hablando de una revolución que puede abordar estos
    > problemas y puede agarrar al
    > torito por los cuernos, mejor que un torero de Madrid.
    > Nosotros debemos tener el
    > valor de reconocer nuestros propios errores precisamente
    > por eso, porque
    > únicamente así se alcanza el objetivo que se pretende
    > alcanzar.
    > (pp. 682 y
    > 683)
    > Creo que
    > estas palabras de Fidel deben hacernos reflexionar en el
    > momento en que este
    > tema está en plena discusión en
    > Venezuela.
    > Marta Harnecker
    > Centro Internacional
    > Miranda
    > 0414 019 5866

  6. Me parecen infelices y poco profundas las declaraciones de Maduro sobre las criticas de los intelectuales de izquierda en Venezuela, solo espero que sea la opinion de este personaje y no de la direccion nacional del PSUV.
    Debemos recordar que estos intelectuales de izquierda, o con pensamiento de izquierda, se reunieron y fueron un contrapeso a los intelectuales de derecha que se reunieron en Venezuela, cuyo maximo exponente fue el Español Vargas Llosa. Entonces, los intelectuales de izquierda sirvieron para hacer esos dias eventos con el Presidente Hugo Chavez, incluso para retar a debatir a los de dercha, pero son “habladores de paja” cuando hacen criticas….que ademas son ciertas y las cuales comparto. Entonces Luis Brito es un hablador de paja, segun maduro, ahora; pero en un momento, que tan solo fueron dias, era el gallo del presidente para que debatiera con Vargas Llosa…….
    Creo que lo mas serio es escucharlos.
    Saludos.-

  7. Lo dicho por Nicolás Maduro, revela sencillamente que éste no se halla lo suficiente maduro para una revolución. ¿Alcanzará a estarlo algún día?

  8. Pingback: El drama político de Chávez: El llamado a “Golpe de Timón” en el alto gobierno | COLAREBO.ORG·

  9. Pingback: ¿Socialismo ó nomenclatura en construcción? : Red PatriaUrgente·

  10. Expandir el pensamiento socialista revolucionario a través del Campo Educativo-Pedagógico desplegado territorialmente hasta copar el mapa de la república bolivariana de Venezuela. La Soberanía Cultural pulsada por la juventud al insertarse en la geografía y convivir con etnias-comunidades-regiones hasta llegar al autorretrato colectivo de la Nación en Revolución y con ellos plantear la depuración democrática de las FANB para que sea una institución cualificada y deliberante en el seno del movimiento popular revolucionario. He allí el presente objetivo histórico que engarza el Socialismo Libertario y la Independencia Nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s