Cual para tal.

Andrés Bello decía que la importancia de una gramática castellana era ortopédica, en el sentido que estaba pensada para resguardar al idioma de las deformaciones que, entre otros, había sufrido el latín en mano de los bárbaros. Según Gilles Deleuze, toda palabra es siempre inexacta, y en tal sentido, el arte de crear palabras extraordinarias a condición de usarlas del modo más ordinario es el primer paso para abrir la posibilidad de lenguas menores, de ser como un extranjero en la propia lengua, y por esta vía dar paso a los devenires revolucionarios. Saque usted sus conclusiones: son los Rosales unos bárbaros que ponen en peligro la lengua española o más bien un par de revolucionarios a la altura de Kafka o Beckett? Las dos cosas a la vez? Puede haber un uso bárbaro de la lengua como el que describe Deleuze pero que, sin embargo, no abre devenires revolucionarios o simplemente se trata de las cosas del sistema educativo venezolano?  Por eso: saque usted sus propias conclusiones….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s