Chávez arrocero.

Está muy buena la intervención de Arroz Primor. Es, de lejos, la medida más directa (por no decir la única) que ha tomado el gobierno contra la especulación, responsable en buena parte de la inflación de dos dígitos en el país. Hasta los momentos, en esta materia el gobierno viene siendo contradictorio por no decir timorato y torpe. Y si no se pone las pilas, por ahí se le puede ir la relativa buena posición que tiene para sortear la recesión global, con la más que demostrada voluntad saboteadora del oposicionismo económico. Ahora que hay “condiciones subjetivas” favorables a nivel mundial para las nacionalizaciones, debería aprovecharse el envión. Eso por su puesto no llevará al país al socialismo, esa es otra discusión, pero cambiará en algo el estado de cosas tan intacto todavía después de todo.

Por otra parte, noté que Chávez se puso de nuevo el uniforme militar. Eso es algo que suele hacer cuando las cosas se van a poner emocionantes. A todas estas, lo hizo en el marco del recordatorio del 27-F lo que desde el punto de vista simbólico no es cualquier cosa. En cierto modo, yo entiendo la tendencia de los últimos años en apostar por el diálogo, la reconciliación y lo de trabajar “juntos” con la “burguesía nacional”. Es la tendencia “naturalmente” conservadora (en el sentido “bueno” del término, si hay tal cosa) ante la inminencia de una confrontación. Lo entiendo, pero no lo comparto. Entre otras, porque está claro que vivir juntos en comunión con el pueblo chavista no es el plan de la derecha la cual, con toda la razón del mundo, está pensando en borrarlo de la faz de la tierra a la primera oportunidad. 

Es muy probable que si el chavismo termina de hacer coincidir la práctica con el discurso la conflictividad aumente. Pero si no lo hace pasará lo mismo, con la notoria variación de que el poder en ese momento va a estar en manos de la derecha. El caso de Miranda está más que claro para demostrarlo. La diferencia estriba entonces en qué lugar se quiere ocupar en la confrontación, si el de la fuerza o el de la debilidad.

Anuncios

2 Respuestas a “Chávez arrocero.

  1. Considero que en escenarios de confrontación inevitable, quien concilia se entrega.

    Además del fortalecimiento de posiciones dentro de la confrontación, existe el fortalecimiento mediante la profundización de los cambios. Si se quiere, se trata de cómo estamos concibiendo las R´s de Revisión, rectificación y reimpulso:

    Necesitamos organización. El pueblo no se constituye como tal, de modo efectivo sin la misma. debe plantearse, entre otras, la oportunidad de darle una mayor dimensión al concepto de las misiones educativas, particularmente la Sucre y la Che Guevara. Hablemos de articularlas a la imprescindible contraloría social (que no despega aún en realidad), digamos (¿porqué no verdad?), a modo de estrategia.

    Estamos claros en que una revolución se hace desde abajo, Todavía nos encontramos aún bastante lejos de prescindir de los aparatos administrativos, y “los de abajo” carecemos aún de recursos técnicos y logísticos para desarrollar el poder popular a plenitud. Mi comentario va en la siguiente dirección:

    El flujo de información a nivel institucional, por más digitalización que se haga, amerita SIEMPRE de archivos en físico (que probablemente tenderán a ser cada vez más reducidos, pero jamás desaparecerán del todo) que la respalden, eso lo sabe cualquier funcionario. Para ello existe la técnica archivística, y me quiero referir a propósito, por lo menos al método de la TRD “Tablas de Retención Documental”, la metodología del traslado, y la intervención de fondos acumulados, por sólo mencionar unas cuantos elementos de la archivística que para implementarse solo requieren de una voluntad, que no ha surgido del hervidero de ideas y propuestas que se supone que debería ser el PSUV, partido al que pertenezco. Tampoco ningún ministerio ni entidad ha asumido la bandera de la urgencia (que cuenta con varios años ya) de hacer de la revolución un despliegue de eficiencia, para que ésta precisamente se parezca cada día más a una revolución auténtica. Pero con algo concreto, como lo es la gestión documental. La gestión documental no va en dirección contraria a la digitalización de los servicios que prestan las instituciones en su conjunto, al contrario, garantiza que ésta última tenga resultados realmente satisfactorios, ya que desde una visión integral, se fortalece la relación entre el pueblo y las entidades, y, simultáneamente se actúa en favor del funcionamiento interno de las instituciones, es decir se actúa en favor de la eficiencia.

    Fui testigo en dos países vecinos (incluso con menores recursos económicos que Venezuela), de la organización de los archivos públicos. En algunos casos funcionó perfectamente. Instituciones como el registro civil (lo que aquí es la ONIDEX) comenzaron a volverse mucho más eficientes, en otras, como el sistema judicial, no, por haberse recurrido a pseudo empresas contratistas, cuyos dueños en varias ocasiones hacían parte de una red que les garantizaba cuantiosos dividendos, por concepto de “asesoría”, sin que mediara una selección transparente de quienes debieron de ser, en la mayor medida posible, los más capacitados para desarrollar una labor tan importante como la regularización del flujo documental. Pero lo peor vino por la resistencia de los intereses de ciertos funcionarios, y de ciertos grupos de poder (algunos totalmente al margen de la ley) a que se conociera cierto tipo de información, que no convenía sacar a la luz pública.

    Ah pero en Venezuela estamos en revolución, es decir, solo una mínima parte de la información de los entes públicos (y también de aquellas organizaciones de carácter privado que ofrecen servicios al público, como los bancos, entre otros) debe ser estrictamente confidencial por un tiempo prudencial. Es así o no? El pueblo dice que sí.

    En Venezuela estamos en revolución y por lo tanto pueden surgir brigadas de estudiantes de las misiones que se encarguen de organizar los archivos institucionales, y de aprender como, de acuerdo con el conocimiento archivístico es posible y sencillo (se trata simplemente de un procedimiento técnico, que amerita de una dosis básica de voluntad burocrática) sostener en el tiempo procesos de adecuada clasificación, selección y eliminación de documentos.

    El primer paso: Definir con claridad las funciones específicas de cada una de las dependencias administrativas que componen a cada uno de los entes públicos existentes en el país. La archivística enseña que no se requiere más personal
    del estrictamente necesario y justificable ( sino que me desmienta un profesional de la archivística), pero también se necesita personal que coordine, y el SOCIALISMO EMERGE DE NUEVO, GARANTIZANDO QUE EL TRABAJO SEA HORIZONTAL: Un trabajo remunerado sin criterios de explotación, y sin que los que asuman la coordinación de los equipos de trabajo, se ubiquen por encima de los que desarrollen el trabajo operativo, eso es socialismo auténtico y actuante: Superar la división general del trabajo, entre trabajo manual, y trabajo intelectual o mental (o meramente administrativo), ALLI HA DE NACER LA CONTRALORIA SOCIAL; ES DECIR DESDE EL MISMO MOMENTO EN QUE SE DESARROLLE LA SELECCION DE LOS OPERARIOS BRIGADISTAS DE LAS MISIONES (SUGIERO QUE SEAN LOS QUE REUNAN MAYORES MERITOS ENTRE SUS MISMOS COMPAÑEROS, NO SOLO ACADEMICOS SINO ETICOS) E INMEDIATAMENTE DESPUES, AL EVALUARSE COLECTIVAMENTE EL RESULTADO Y LA TRANSPARENCIA DE SU LABOR).

    Técnicos y/o ingenieros en informática formados en las mismas aldeas bolivarianas se deben encargar en una siguiente fase, de hacer de los actuales infocentros, mecanismos de contraloría social, mediante el acceso a bases de datos que contengan información sobre los criterios bajo los cuáles se asigna el presupuesto anual de las distintas alcaldías, gobernaciones y demás entes que manejen recursos públicos; sobre la manera como se va ejecutando dicho presupuesto, si las obras de infraestructura se terminan en el tiempo estipulado con antelación, sobre como se llevan a cabo los procesos de licitación, sobre los criterios según los cuales se selecciona el nuevo personal que ha de ingresar a las instituciones. Esos mismos técnicos o profesionales, se encargarían de la digitalización de más archivos públicos, PIENSO EN LOS ARCHIVOS JUDICIALES Y EN LOS ARCHIVOS DE LAS ADUANAS por ejemplo, continuando con los avances que de antemano se han alcanzado con la digitalización de trámites como los que exige el SENIAT, la ONIDEX, etc.

    Repito: La experiencia de la organización masiva de archivos públicos ya se ha dado previamente, en países vecinos, pero no de la manera SOCIALISTA, es decir sin esperar a que sean los mismos entes públicos los que decidan organizar sus propios archivos sin que medie una coordinación de nivel nacional, regional, municipal y comunal, ni tampoco convirtiendo la gestión documental en otra actividad simplemente impulsada por el lucro de quienes se encargan de enmarcarla dentro del campo de los sevicios de asesoría, y afines.

  2. Bueno, no hay que dejar de referirse por supuesto a la importancia de lo que en días recientes viene ocurriendo con respecto al tema del arroz. Está ocurriendo algo importante que amerita ser visto en perspectiva:

    No se trata de una expropiación, se trata en éste caso de una acción del gobierno que cuenta con la decisión y la acción diligente de Eduardo Saaman, pero más importante que el hecho de que el gobierno en ésta ocasión haya actuado con decisión, es el que los trabajadores de la Polar hayan asumido el control de una parte del proceso de producción.

    Anoche, cuando Mario Silva, le pregunta a su invitado Saaman, porque tantos productos aún permanecen fuera de regulación (la cuestión va más allá, porque lo peor es que varios productos fueron retirados del control de precios el año pasado), Saaman apuntó en dirección correcta:

    Se refirió al control popular de los medios de producción.

    Quiero rescatar eso del día de ayer, cuando además Saaman de forma muy didáctica indicó que acaparamiento no es tener un inventario “escondío”: Es restringir el acceso a los productos, lo cual ha llegado a presentarse en no pocas ocasiones como un flagrante atentado contra el derecho a bienes relacionados con la garantía del derecho a la vida.

    Con respecto al arroz, mostró la forma como los escuálidos morales, éticos y filosóficos (me refiero a mercaderes del hambre como lo es el grupo Mendoza, propietario de “Alimentos Polar”) se dedicaron a imponer como patrón de consumo un arroz “saborizado” que llegó a cuatriplicar el precio del rubro. Se trata de algo, que, según explicaba Saaman consiste en agregar un aditivo que le da un color artificial al arroz, pero limitando su duración, la cual suele ser bastante prolongada si se almacena como es debido, a unos pocos meses. Saaman se refirió al caso de una marca (al parecer no está relacionada con el Grupo Polar) que presentó incluso la aparición de gusanos al interior de algunos productos empacados, lo cual se atribuyó a la adición de tal sustancia (al parecer similar a los cubitos de pollo) de manera precipitada, sin agotar todas las consideraciones que las pruebas de calidad de toda empresa alimenticia deben contemplar necesariamente, por razones elementales. Todo por no vender el arroz blanco de consumo habitual, cuyo precio se mantiene regulado.

    Saaman es a partir de ésta semana un nuevo Ministro. De los pocos que especifican con sencillez, la diferencia entre el “costo” real de un bien, y el precio que responde, no a su costo, sino a las expectativas del consumidor, mostrando como las mismas tienen incidencia, llegando a inflar (como de hecho está ocurriendo de modo generalizado actualmente, en Venezuela) el precio final.

    Marxismo puro de vigencia plena camaradas, nada menos que “valor” y “precio”, tal y como aparecen definidos en El Capital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s